Tarjeta de cumpleaños

tarjeta de cumpleaños

Tarjeta de cumpleaños

Los niños sienten los cumpleaños de una forma mucho más inocente y feliz que los adultos. El estrés, el trabajo y la familia hacen que a medida que cumplimos años dejemos de sentir esa alegría en un día tan especial. Por suerte, los que tenemos niños cerca nos contagiamos de su entusiasmo y sus ganas de celebración. El mejor regalo que un niño puede hacer a su padre o a su madre es una tarjeta de cumpleaños. Los tíos y los sobrinos también se regalan, por lo que lo que vamos a ver ahora también se puede aplicar a ellos. Vamos a ver cómo hacer una tarjeta de cumpleaños con un niño.

03

Utensilios

  • 1 Cartulina del color que desees
  • Pegamento
  • Pegatinas con formas
  • Un rotulador que destaque sobre la cartulina
  • Un mechero

Vamos a hacer la cartulina

  1.  Primero deberemos doblar la cartulina a lo largo para que quede como si fuese un libro.
  2.  En la parte de fuera, la que será la portada, le diremos que dibuje algo que le guste. Un animal, una casa, o incluso a la persona a la que va a dedicarle la tarjeta de cumpleaños.
  3.  Siempre debemos mantener un margen con los bordes, es decir, dejar el menos 4 cm en cada borde, luego veremos porqué.
  4.  Que coloree el dibujo como quiera, incluso podemos ponerle alguna foto que nos pida en el ordenador para que se guíe.
  5.  En la parte de dentro, le pediremos que escriba una dedicatoria a esa persona. Si no puede escribir aún, lo haremos nosotros mientras el niño nos traslada sus palabras.
  6.  Cuando hayamos acabado el escrito, pegaremos las pegatinas (podemos hacerla nosotros u pegarlas con pegamento) de las formas que hayamos escogido (corazones, estrellas, etc.) y echaremos la purpurina también. Estos pasos puede hacerlos el niño.
  7.  Cuando la tarjeta de cumpleaños esté terminada, nosotros la cogeremos y nos pondremos sobre un lavamanos. Con el mechero, iremos quemando los bordes (excepto el que sirve de unión entre todos, el del lado izquierdo) para que quede como si fuese un pergamino antiguo, le dará un toque muy impactante.

98b3e3bede4eb80e6afb1aed504cf529

 

Ya tenemos lista nuestra tarjeta de felicitación, bueno, la suya! Todo lo que el niño pueda hacer de los paso que hemos visto, debe hacerlo él para que se sienta parte del regalo y así poder dárselo con más ganas aún. Si queremos añadir algo más podremos hacerlo sin problemas.

¿Te ha gustado la idea de compartir la experiencia con tu hijo o sobrino? ¿Has hecho tarjetas de cumpleaños con algún niño?

Deja tu comentario!